Mercedes Montala

Mercedes Montalà
DOBAL A SHARON STONE EN INSTINTO BÁSICO Y A JULIA ROBERTS EN PRETTY WOMAN

Tiene los rasgos de una actriz seria, concienzuda. Con veinte años en el oficio, ya sabe lo que puede darle el doblaje y lo que no. Nacida en Barcelona en 1958, se estrena en las tablas del teatro Almería de la ciudad, justo al lado de donde vive ahora. En sus orígenes hay un tiempo de radio, y hoy, a pesar de su consolidada trayectoria como dobladora, ofrece en cuanto puede el rostro al teatro o a la televisión. Debuta tras los micros en Alta tensión, un 007 donde asume un pequeño papel, y el salto hacia las voces protagonistas lo da en Conexión tequila, de 1989, donde se une a Michelle Pfeiffer. Del mismo modo, se agarra a la breve aparición de Julia Roberts en Corrupción en Miami para acompañarla en su carrera. Cada título significa subir un peldaño a la par.
Con las demás actrices le ha pasado algo similar. A Sharon Stone la aprecia como luchadora de la escena. Los personajes de Annette Bening, se trate de una señora refinada o de un deplorable pendejo, le parecen siempre creíbles. Los de Diane Lane siempre la sobrecogen, porque la percibe como una actriz con una capacidad congénita, casi visceral, para transmitir sensaciones. Mercedes piensa siempre en clave profesional. El doblaje es una especialidad más, que la absorbe enormemente, y que le ha empujado a encontrar un espacio personal, a fuerza de alcanzar el dominio requerido. No ha sido tarea fácil.
Decir que Montalà tiene en su haber películas como Pretty Woman o Instinto básico no sería decir nada sin recordar las horas de incontable dedicación a la faena, en una combinación de artes que comprende traducción, interpretación y dirección. Una mezcla que exige inmediatez, rapidez de reflejos y casi ausencia total de ensayos. Mercedes se muestra como una mujer vigilante, reticente cuando su oficio es presentado fuera de parámetros. Cordial y atenta, sabe acotar adecuadamente las diversas fronteras de su vasta dedicación. Su voz, a diferencia de la que ofrece en pantalla, parece áspera, pero resuena didáctica y cabal.